Persona que no puede dormir

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de sueño aumentaría al doble el riesgo de sufrir un ataque al corazón y hasta cuatro veces la posibilidad de un accidente cerebrovascular.

En la investigación presentada en la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología, se analizó la relación entre los trastornos del sueño y el riesgo de desarrollar un ataque al corazón o un derrame cerebral en el largo plazo.

Las enfermedades cardiovasculares, según estudios de la OMS, causan el fallecimiento de más de 17 millones de personas en el mundo cada año y son las responsables de más de la mitad de las muertes que ocurren en los Estados Unidos en un año.

En el análisis se incluyó una muestra de  657 hombres de entre 25 a 64 años sin antecedentes de infarto, ACV o diabetes. Al inicio del estudio se evaluó la calidad de sueño y se los siguió durante 14 años. Durante el período casi dos tercios (63%) de los participantes que tuvieron un ataque al corazón también presentaron trastorno de sueño. Los trastornos del sueño estaban estrechamente asociados con estados emocionales negativos como la ansiedad, depresión, hostilidad o el agotamiento vital.

Los resultados arrojaron que los hombres con trastornos en el sueño tenían un riesgo de infarto de entre 2 y 2,6 veces  más alto y un riesgo a un ACV de 1,5 a 4 veces mayor, en comparación con quienes no tenían trastorno del sueño.

Para los especialistas que han presentado el estudio, la falta de sueño debe considerarse como un factor de riesgo modificable para la enfermedad, junto con el tabaquismo, la falta de ejercicio y la mala alimentación.